¿Qué es la vacuna del VPH?

La vacunación sistemática frente al VPH se considera actualmente la intervención profiláctica más eficaz y efectiva, tanto para el control de la infección por VPH como para la prevención de neoplasias anogenitales, específicamente la de cuello uterino.

A pesar de que las vacunas contra el VPH son preventivas y no curativas, se ha observado que su administración disminuye la incidencia de recidivas en las mujeres que han recibido tratamiento por lesiones de cuello uterino.

¿Son seguras las vacunas contra el VPH?

Tras más de 300 millones de administraciones en todo el mundo, las vacunas contra el VPH han demostrado ser seguras, por lo que las principales instituciones sanitarias internacionales continúan apoyando la vacunación sin reticencias.

Hasta ahora no se han registrado efectos secundarios graves causados por las vacunas. Los problemas más comunes asociados son dolor y eritema local leves, igual que para cualquier otra vacuna.

¿Quién debe vacunarse?

Las recomendaciones actuales para la vacunación, según el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española, son:

– Vacunar a todos los niños/as de 9-14 años.

– Vacunar a las mujeres jóvenes hasta los 26 años y a los hombres jóvenes hasta los 21.

– Realizar una valoración individualizada en mujeres de más de 26 años.

– Vacunar a las mujeres después de un tratamiento de lesiones de cuello uterino; vaginales; vulvares; así como en presencia de verrugas genitales.