¿Qué son los ejercicios del suelo pélvico? 

Son los ejercicios que fortalecen los músculos que rodean la vulva y el ano, a nivel del suelo pélvico. Estos ejercicios también se conocen como “ejercicios de Kegel” y pueden ayudar a evitar pérdidas de orina, gases o de heces, en situaciones con problemas. También pueden ayudar a la prevención del prolapso genital (de la vejiga de la orina y/o del útero y/o del recto).

¿Cómo aprendo a hacer los ejercicios de Kegel? 

 Primero, debe conocer cuáles son los músculos que debe contraer. Una mujer podría aprender a hacer ejercicios de Kegel: 

  • Al contraer los músculos que rodean la entrada de la vagina.
  • Apretando los músculos de las nalgas de manera repetitiva y constante.
  • También se realizan al detener, mediante los movimientos descritos en los dos puntos anteriores, el flujo de la orina. Se debe de realizar de manera controlada para evitar infecciones de orina.

Cuando domine la contracción de los músculos perianales (descartar contraer el abdomen y los muslos), puede hacer los ejercicios en cualquier posición (sentada en una silla o estirada). No es necesario que los haga en el baño.

¿Con qué frecuencia debo hacer los ejercicios? 

Se recomienda realizar los ejercicios tres veces al día. Realice la contracción muscular unas 10 veces cada vez (almuerzo, comida y cena sería un ejemplo), y mantenga la contracción (aguántela) unos 8 segundos (cuente hasta 8 de manera pausada). Siga esta rutina durante al menos 3 a 4 meses.

¿Cómo ayudan los ejercicios de Kegel? 

Estos ejercicios ayudan a:

  • Reducir las pérdidas de orina en personas con “incontinencia por estrés o esfuerzo”, lo que significa que tienen pérdidas de orina cuando tosen, ríen, estornudan o hacen un esfuerzo
  • Controlar la necesidad súbita de orinar en personas con “incontinencia por urgencia” (también llamada de emergencia)
  • Controlar el escape de gases o heces
  • Reducir la presión en la vagina causada por el prolapso genital

Es posible que los ejercicios de Kegel también reduzcan las pérdidas de orina en hombres que se han sometido a cirugía para tratar el cáncer de próstata.

Fuente: UpToDate