Recién nacido en brazos de su madre
 
Normalmente tras el nacimiento, el cordón umbilical y la sangre que contiene son desechados. Sin embargo, hace unos años, se descubrió que la sangre del cordón umbilical contiene “células madre”, especializadas en la renovación de las células sanguíneas. Éstas células pueden ser beneficiosas si se trasplantan a otros pacientes cuya médula ósea está enferma. Personas con enfermedades de la médula ósea tales como las leucemias, se pueden beneficiar de este tipo de donaciones.

Desde que se materializó la posibilidad de utilizar la sangre de cordón umbilical para estos pacientes, fueron creándose bancos de sangre de cordón umbilical. Cualquier mujer sana con un embarazo normal puede ser donante. La recolección de la sangre del cordón se realiza en el momento del parto. En España existen varios bancos de SCU públicos y desde la aprobación del RD 1301/2006 también existen bancos privados de SCU para eventual uso autólogo (es decir para uno mismo).

 

Volver a Obstetricia