Paciente con doctora viendo una eco 3d en monitor
 
El objetivo de esta ecografía es obtener una imagen entrañable de tu hijo, y no sustituye las ecografías 2 D protocolizadas en el embarazo. Las ecografías 3D y 4D son tan seguras como las exploraciones 2D. Las ecografías tridimensionales se pueden hacer en cualquier momento del embarazo, pero es preferible realizarla entre las 24 y las 32 semanas (ideal 26-30 semanas). Para obtener una exploración exitosa, es imprescindible contar con una serie de requisitos:

  • Posición fetal adecuada.
  • El continuo movimiento fetal puede dificultar la obtención de buenas imágenes.
  • Es necesaria la presencia de líquido amniótico rodeando a la superficie fetal.
  • Algunas características maternas como la obesidad, las cirugías abdominales previas o la presencia de miomas, dificultan la penetración de los ecos repercutiendo inevitablemente en la calidad de la imagen.

En las gestaciones gemelares también puede realizarse con éxito entre las 22 y las 26 semanas, pero la calidad puede alterarse por la mayor probabilidad de que los fetos tengan una posición inadecuada o no haya suficiente espacio entre ellos.

 

Volver a Obstetricia