servicios_psicologia_07
 
Alguna pacientes con enfermedades ginecológicas, o que sufren un proceso neoplásico se enfrentan a una experiencia traumática que les conduce a un profundo proceso de represión psicológica, de inhibición y especialmente de represión sexual. Los órganos femeninos son importantes en la autoimagen de la mujer, siendo fundamental en su vida social, de relación y de pareja. Debido a esto las mujeres con enfermedades ginecológicas a veces cambian su comportamiento, y presenten problemas en su vida afectiva y familiar. El apoyo profesional puede corregir los pensamientos negativos, encontrando fórmulas alternativas a la desesperación, mejorando la calidad de vida y proporcionando renovados deseos de fuerza e ilusión para que puedan continuar su proyecto vital en armonía consigo mismo y con su entorno.

 

Volver a Psicología y sexología