servicios_ginecologia_06
 
La incontinencia urinaria es la pérdida del control vesical e implica un importante impacto psicológico y social. Las causas son múltiples, entre las que destacan las contracciones involuntarias del músculo de la vejiga (detrusor), y la secundaria a cambios anatómicos, como el prolapso de la vejiga (cistocele) de entre otras. La incontinencia puede tratarse con o sin fármacos. Los tratamientos no farmacológicos contemplan los ejercicios de Kegel (consiste en contraer los músculos pélvicos), conos vaginales, programación de la visita al baño, y en ocasiones dieta y pérdida de peso. Los tratamientos farmacológicos ayudan a impedir las contracciones involuntarias del detrusor, y la cirugía corrige aquellos casos relacionados con los esfuerzos y las variaciones anatómicas como en el caso del prolapso genital.

 

Volver a Ginecología