servicios_ginecologia_05
 
Se denomina prolapso cuando un órgano, como por ejemplo el útero, desciende y se desplaza de su ubicación natural. El término se utiliza para hacer referencia a órganos que se asoman por la vagina o el recto. Este tipo de patología es secundaria al debilitamiento de la musculatura de soporte del suelo pélvico. Se diferencia el prolapso según tres tipos de compartimentos:

  1. Anterior: descenso de la uretra, vejiga, o ambos (cistocele, uretrocele)
  2. Medio: descenso del útero o de la cúpula vaginal (prolapso uterino, enterocele)
  3. Posterior: prolapso de recto (rectocele)

El tratamiento puede ser rehabilitación del suelo pélvico en casos iniciales, o corrección quirúrgica en los más avanzados.

 

Volver a Ginecología