La esterilidad se define como el fracaso de una pareja para concebir después de 12 meses de relaciones sexuales frecuentes sin el uso de la anticoncepción en las mujeres menores de 35 años, y después de 6 meses en las mujeres mayores de 35 años. La fecundidad es la probabilidad de lograr un embarazo en un ciclo menstrual.Del 80 al 90 % de las parejas concebirán dentro de los 12 meses de intento de embarazo. La fecundidad disminuye progresivamente con la edad.
La esterilidad puede deberse a factores masculinos, femeninos o factores aportados por ambos miembros de la pareja. Los factores masculinos identificables incluyen hipogonadismo, defectos testiculares y disfunción de los túbulos seminíferos (conductos que transportan el semen). Los factores femeninos diagnosticables incluyen problemas de ovulación, daño tubárico, endometriosis y factor cervical. En algunos casos, la esterilidad se debe a problemas de coito o es de causa desconocida.

Un estudio básico de esterilidad incluye una historia clínica detallada junto historia menstrual, un examen físico, análisis de semen, pruebas de laboratorio y la evaluación de las trompas de Falopio y el útero. Pruebas que se pueden realizar son: exploración y ecografía ginecológica, análisis de sangre, estudio del semen, y según indicación médica histerosonogría, histeroscopia y/o laparoscopia.

Una vez identificada la causa, se puede implementar una terapia dirigida a corregir los motivos reversibles y superar los factores irreversibles. Las intervenciones terapéuticas para el tratamiento de la infertilidad masculina y femenina pueden incluir terapia con fármacos, cirugía y / o procedimientos tales como inseminación intrauterina o fertilización in vitro.

Es importante que consulte a su especialista ante cualquier duda o deseo incumplido de gestación.