Entendiendo los Pródromos de Parto

El final del embarazo es una etapa llena de expectativas y ansiedad para muchas futuras madres. Una de las partes más confusas puede ser la identificación de los pródromos del parto y saber cuándo es el momento adecuado para acudir a la clínica.

En este blog, como doctora especialista en obstetricia, quiero ofrecer una guía clara y comprensible sobre estos primeros signos del parto, proporcionar recomendaciones sobre cuándo buscar atención médica y explicar las fases del trabajo de parto.

¿Qué son los Pródromos del Parto?

Los pródromos del parto son los signos iniciales que indican que el cuerpo se está preparando para el trabajo de parto. Estos síntomas pueden aparecer semanas, días o incluso horas antes del inicio del trabajo de parto activo. Aunque pueden variar entre mujeres, algunos de los signos más comunes incluyen:

  1. Contracciones de Braxton Hicks: También conocidas como contracciones falsas, son irregulares y generalmente no dolorosas. Pueden sentirse como un endurecimiento del abdomen y suelen disminuir con el reposo o la hidratación.
  2. Descenso del Bebé: También conocido como «descenso de la barriga», se refiere a cuando el bebé desciende hacia la pelvis. Esto puede aliviar la presión sobre el diafragma, facilitando la respiración, pero puede aumentar la presión sobre la vejiga.
  3. Aumento de las Secreciones Vaginales: Es común observar un incremento en el flujo vaginal, que puede ser claro, rosado o ligeramente sanguinolento. Esto se debe a la expulsión del tapón mucoso que ha sellado el cuello uterino durante el embarazo.
  4. Cambios Cervicales: Durante las consultas prenatales, su médico puede notar cambios en el cuello uterino, como el ablandamiento (maduración), el adelgazamiento (borramiento) y la dilatación.
  5. Necesidad de Preparar el Nido: Muchas mujeres experimentan un aumento repentino de energía y el impulso de preparar el hogar para la llegada del bebé.

¿Cuándo Debo Acudir a la Clínica?

Aunque los pródromos del parto pueden ser emocionantes, no siempre indican que es necesario acudir inmediatamente a la clínica. Sin embargo, hay ciertos signos y circunstancias que sí requieren de atención al empezar el trabajo de parto activo:

  1. Contracciones Regulares y Dolorosas: Si las contracciones son cada 5 minutos, duran 60 segundos y han sido constantes durante al menos una hora (regla del 5-1-1), es probable que esté en trabajo de parto activo y debe acudir a la clínica.
  2. Rotura de Membranas: Si nota un flujo de líquido claro y acuoso, puede haber roto la bolsa de aguas. Independientemente de si hay o no contracciones, es mejor acudir a la clínica para una evaluación.

También es importante acudir, y especialmente sin demora, ante alguno de los siguientes signos:

  1. Sangrado Vaginal Abundante: Un pequeño manchado puede ser normal, pero un sangrado abundante similar a una menstruación puede ser señal de un problema y requiere atención inmediata.
  2. Disminución del Movimiento Fetal: Si nota una disminución en los movimientos del bebé, es crucial que consulte a su médico o acuda a la clínica.
  3. Dolor Abdominal Intenso o Persistente: Cualquier dolor abdominal severo y persistente debe ser evaluado por un médico.
  4. Condiciones Médicas Preexistentes o Complicaciones del Embarazo: Si tiene condiciones médicas como hipertensión, diabetes gestacional, o cualquier otra complicación del embarazo, su médico puede haberle dado instrucciones específicas sobre cuándo acudir a la clínica.

En las clases de educación maternal que realizamos en instituto Dra. Gómez Roig, Clínica Corachán, te explicamos toda esta información cuando estalle ya atendemos a las dudas que puedan surgir. Una información previa al momento del parto puede ayudar a gestionar las emociones y la manera de actuar.

Las Fases del Trabajo de Parto

El trabajo de parto se divide en tres fases principales: la fase de dilatación, la fase de expulsión y la fase de alumbramiento.

Las Fases del Trabajo de Parto prodromos de parto

Cada una de estas fases tiene características distintas y es importante reconocerlas para entender mejor el proceso del parto natural.

  1. Fase de Dilatación
    • Fase Latente: Esta es la etapa más larga y puede durar de varias horas a días. Las contracciones se vuelven más regulares, pero todavía pueden ser leves y espaciadas. El cuello uterino comienza a dilatarse y borrarse lentamente.
    • Fase Activa: Aquí, las contracciones se vuelven más intensas, frecuentes y regulares. El cuello uterino se dilata de 4 a 7 centímetros. Es común que las mujeres ingresen a la clínica en esta fase.
    • Fase de Transición: La fase más intensa del trabajo de parto, con contracciones muy fuertes y frecuentes. El cuello uterino se dilata de 8 a 10 centímetros, preparándose para la expulsión del bebé.
  2. Fase de Expulsión
    • Durante esta fase, el cuello uterino está completamente dilatado (10 centímetros) y comienza el proceso de empujar para ayudar a que el bebé descienda por el canal de parto. Esta fase puede durar desde unos pocos minutos hasta varias horas. La madre sigue las indicaciones del equipo especializado para empujar con cada contracción.
  3. Fase de Alumbramiento
    • Después del nacimiento del bebé, las contracciones continúan para ayudar a expulsar la placenta. Esta fase suele durar de 5 a 30 minutos. Es crucial que la placenta se expulse completa para evitar complicaciones.

Duración del Trabajo de Parto

La duración del trabajo de parto puede variar significativamente dependiendo de varios factores, incluyendo si es el primer parto, si la madre ha dado a luz antes, y el uso de anestesia epidural.

Duración del Trabajo de Parto - Pródromos de parto

Aquí algunos tiempos promedio para dar una idea:

  1. Nulíparas (Primera vez que dan a luz):
    • Sin Anestesia: El trabajo de parto completo puede durar entre 12 y 24 horas. La fase de dilatación suele ser más prolongada, con un promedio de 8 a 12 horas para alcanzar los 10 centímetros.
    • Con Anestesia: Con el alivio del dolor (4) el parto puede prolongarse un poco más, llegando a durar entre 14 y 28 horas en total, ya que la epidural puede ralentizar las contracciones en algunas mujeres.
  2. Multíparas (Han dado a luz antes):
    • Sin Anestesia: El trabajo de parto suele ser más corto, durando de 6 a 12 horas en total. La fase de dilatación puede ser más rápida, con un promedio de 6 a 8 horas.
    • Con Anestesia: Aunque el uso de epidural puede alargar el trabajo de parto, en multíparas la duración total suele ser de 8 a 16 horas.

Conclusión

Entender los pródromos del parto, saber cuándo acudir a la clínica, conocer las fases del trabajo de parto y tener una idea de la duración esperada puede ayudar a las futuras madres a sentirse más preparadas y tranquilas durante las últimas semanas del embarazo.

Recuerde siempre que cada embarazo es único y que no hay preguntas «tontas» cuando se trata de su salud y la de su bebé. Mantenga una comunicación abierta con su equipo médico y no dude en buscar atención si tiene dudas o preocupaciones. Todo ello ayuda a poder ofrecer un parto respetado y humanizado.

¡Deseándoles un parto saludable y seguro!

Call Now Button