Cerrar

Pedir
cita

    Solicitar una cita




    Enfermedades ginecológicas y neoplásicas

    Algunas pacientes con enfermedades ginecológicas y neoplásicas se enfrentan a una experiencia traumática. Esta experiencia les conduce a un profundo proceso de represión psicológica, así como inhibición.

    Por otro lado, los órganos femeninos son importantes en la autoestima de la mujer, siendo fundamental en su vida social, de relación y de pareja.

    Las mujeres con enfermedades ginecológicas a veces cambian su anatomía, y presenten problemas en su vida afectiva y familiar.

    El apoyo profesional, en nuestro departamento de psicología y sexología, puede acompañar y ayudar a mujeres con problemas de este tipo.  Encontramos fórmulas alternativas a la tristeza y la angustia.

    En el Instituto de la Dra. Gómez Roig, en Barcelona, tratamos las enfermedades ginecológicas y neoplásicas mejorando la calidad de vida, y proporcionando renovados deseos de fuerza e ilusión.

    Ofrecemos unos servicios médicos adecuados, para que las mujeres puedan continuar su proyecto vital en armonía consigo misma y con su entorno.

    ¿Cómo afectan las enfermedades ginecológicas y neoplásicas a la salud mental?

    Los pacientes con enfermedades ginecológicas graves y cáncer tienen una alta tasa de afectación emocional que afecta a la salud mental. Estos pacientes muestran frecuentemente trastornos psicológicos acompañantes e inespecíficos.

    Cómo Afectan las Enfermedades Ginecológicas y Neoplásicas a la Salud Mental - Enfermedades Ginecológicas y Neoplásicas

    La prevalencia de la angustia psicológica entre los pacientes con cáncer puede llegar al 85 %.

    Sin embargo, se estima que menos del 50 % de los pacientes son identificados y remitidos para recibir la atención psicológica adecuada.

    Los trastornos emocionales que se desarrollan en pacientes con cáncer pueden estar asociados con unos peores resultados en el tratamiento y seguimiento de la enfermedad.

    ¿Cómo nos adaptamos a una enfermedad? 

    No siempre nos adaptamos de manera deseable a las enfermedades.

    La exposición a eventos estresantes, como el diagnóstico de un cáncer y el tratamiento posterior, puede causar trastornos psicológicos.

    Además, muchos pacientes piensan que el estrés ha sido el motivo causante del cáncer. También creen, en la mayoría de los casos, que la enfermedad se verá agravada por una mayor exposición al estrés.

    Estas preocupaciones pueden generar angustia y desesperación.

    La angustia psicológica que aparece cuando te informan de una patología no esperada puede ocurrir en diferentes momentos del proceso:

    • Durante la realización de las pruebas diagnósticas.
    • En el momento en el que te comunican la patología.
    • Al inicio del tratamiento.
    • Si reaparece o recidiva la enfermedad.

    La severidad de la angustia puede fluctuar en diferentes momentos, y puede manifestarse con una variedad de síntomas:

    • Aparición de miedo.
    • Temor por un futuro incierto
    • Deterioro de la memoria
    • Preocupación por los roles familiares
    • Pensamientos de muerte.

    También pueden presentarse síntomas físicos, como falta de sueño y de apetito.

    La angustia emocional puede ir desde la aparición de tristeza, mala calidad de vida, trastornos depresivos y trastornos de ansiedad

    Aunque la angustia no es un trastorno psiquiátrico. La angustia que no cede y se incrementa con el tiempo es un criterio para diagnosticar un trastorno de adaptación.

    En ocasiones, estos trastornos aparecen también en los familiares.

    ¿Cómo influye el trastorno adaptativo en los pacientes con cáncer? 

    El trastorno adaptativo influye en la salud física y mental del paciente.

    El malestar psicológico severo en pacientes con cáncer se asocia con resultados deficientes, como la falta de adherencia al tratamiento y el control del cáncer, y con una calidad de vida más deficiente.

    Cómo Influye el Trastorno Adaptativo en los Pacientes con Cancer

    Además, la angustia se asocia con una disminución de la supervivencia en muchos estudios.

    ¿Cuánto prevalente es el trastorno de adaptación? 

    La prevalencia de los trastornos de adaptación en pacientes con cáncer es aproximadamente del 10 al 20 %.

    Los factores de riesgo para desarrollar una angustia emocional incluyen:

    • Historia previa de trastornos psiquiátricos.
    • Antecedentes de abuso físico o sexual.
    • Deterioro cognitivo.
    • Barreras de comunicación.
    • Síntomas incontrolados del cáncer.
    • Enfermedad médica general acompañante grave.
    • Conflictos familiares.
    • Soledad social y familiar.
    • Problemas económicos.

    ¿Cómo se detecta una mala adaptación a enfermedades ginecológicas y neoplásicas? 

    Para detectar los casos de mala adaptación a una enfermedad grave se sugiere que los médicos piensen en esta posible afectación emocional.

    Es importante que se realicen evaluaciones para asegurar un buen estado psicológico en el seguimiento del diagnóstico y el tratamiento.

    El objetivo del examen médico es detectar las angustias graves, prevalentes, poco reconocidas y tratables. Existen herramientas de detección estandarizadas y válidas.

    La detección de trastornos psicológicos en pacientes con cáncer parece facilitar la comunicación entre los pacientes y los médicos.

    Los trastornos de adaptación se diagnostican con frecuencia si el cáncer provoca trastornos psicológicos.

    El diagnóstico de trastorno de adaptación requiere cada uno de los siguientes criterios:

    – Síntomas emocionales, por ejemplo: depresión o ansiedad o alteraciones conductuales.

    – Los síntomas son significativos como:

    • Angustia significativa que supera lo esperado.
    • Afectación en el ámbito social o laboral.

    – El síndrome no cumple con los criterios de otro trastorno psiquiátrico, por ejemplo, depresión mayor o trastorno de ansiedad generalizada.

    – No se trata de una exacerbación de un trastorno psiquiátrico preexistente.

    – No representa una fase de duelo.

    – Tras desaparecer el factor estresante y sus consecuencias, el síndrome se resuelve en un plazo de 6 meses.

    Al mismo tiempo, al realizar el diagnóstico del trastorno de adaptación, los médicos pueden especificar si el trastorno ocurre con:

    Ansiedad: Nerviosismo o preocupación.

    Estado de ánimo deprimido: Tristeza, lágrimas o desesperación.

    Ansiedad mixta y estado de ánimo depresivo: Tanto ansiedad como depresión.

    Alteración de la conducta: Cambios de comportamiento.

    La alteración mixta de las emociones y de la conducta: Síntomas emocionales y de comportamiento.

    ¿Cómo reaccionas cuando te dicen que tienes algo grave o cáncer? 

    Cuando te informan de que tienes una enfermedad importante o un cáncer tu cuerpo reacciona y aparecen nuevas sensaciones.

    De repente pueden aparecer síntomas, que con el paso del tiempo pueden remitir en parte:

    • Fatiga: sensación angustiosa, persistente y subjetiva de cansancio físico, emocional o mental relacionado con la enfermedad o el cáncer.
    • Duelo: incluye tristeza, ansiedad, enfado, incredulidad y anhelo de salud pasada.
    • Insomnio: los pacientes con cáncer con frecuencia experimentan síntomas de insomnio.
    • Dolor: afecta la mayoría de los aspectos de la vida de una persona, funcionamiento físico, las actividades de la vida diaria, la salud mental y las interacciones sociales.
    • Rasgos y trastornos de la personalidad: los pacientes con cáncer pueden manifestar rasgos de personalidad diferentes o trastornos de la personalidad. Suele aparecer un comportamiento con un control excesivo, exigente y con expectativas poco realistas.
    • Trastorno de estrés postraumático: muchos pacientes diagnosticados con una forma de cáncer que amenaza la vida experimentan síntomas de trastorno de estrés agudo o trastorno de estrés postraumático.
    • Disfunción sexual.

    ¿Cómo puede afectar a la familia? 

    La familia de un paciente con un trastorno grave o cáncer también se ve afectada emocionalmente.

    Más del 50 % de la atención que reciben los pacientes con cáncer la realizan los cuidadores familiares.

    Este tipo de cuidado se asocia con estrés y problemas emocionales.

    Como ejemplo, un pequeño estudio de 91 cuidadores familiares encontró que la salud mental de los familiares era peor que la de la gente que no tenía pacientes a su cargo.

    Por otro lado, el 62 % de los cuidadores informaron que su bienestar emocional había empeorado.

    La ansiedad y la depresión estaban presente en aproximadamente el 40 % de los cuidadores, y los trastornos del sueño y de fatiga también eran frecuentes.

    Cómo Puede Afectar a la Familia - Enfermedades Ginecológicas y Neoplásicas

    La afectación de  los familiares que cuidan a enfermos pueden afectar negativamente el bienestar emocional de los pacientes, y la angustia en los pacientes puede afectar negativamente el bienestar de los cuidadores.

    Todas las personas implicadas en el proceso son importantes.

    No debemos olvidarnos de los acompañantes de los pacientes, pues también pueden afectarse a nivel mental.

    En Instituto de ginecología en Barcelona, de la Dra. Gómez Roig, cuidamos de la salud emocional de los pacientes y sus cuidadores.

    El departamento de psicología ofrece este servicio médico a quien lo necesite.

    Nuestra psicóloga experta le orientará para prevenir y tratar el bienestar emocional y mental.

    El sentirse sano a nivel emocional es esencial para un buen manejo de las enfermedades ginecológicas y neoplásicas.

    Nosotros siempre te acompañamos.

    Adaptación de UptoDate 2019

    Entradas relacionadas

    Psicología del Embarazo

    Depresión Postparto

    Esterilidad y Reproducción Asistida

    Call Now Button

    Consigue X hoy

    Coletilla legal

    Suscríbete y recibe mis consejos todas las semanas

    00
    Months
    00
    Days
    00
    Hours
    00
    Minutes
    00
    Seconds

    The Black Friday Deals

    SHOP BEFORE OUR

    SALE ENDS....