Cerrar

Pedir
cita
Solicitar una cita




Herpes Genital

El Herpes Genital es una de las Enfermedades de Transmisión Sexual más comunes y es causada por un virus de herpes simple. Su contagio es frecuente y principalmente se transmite con el contacto o con el acto sexual.

Esta enfermedad no tiene cura, por lo que el virus, tras la primera infección, permanece en el cuerpo inactivo, pudiéndose reactivar diferentes veces a lo largo de la vida de una persona. No obstante, existen fármacos o medicamentos que alivian los síntomas de este herpes y además pueden llegar a reducir la capacidad de contagio a otra persona, disminuyendo el riesgo.

La mejor forma de evitar el contagio es el uso de preservativos, ya que disminuye la propagación del herpes genital prácticamente en un 100% de los casos.

En la mayoría de casos, el esta infección provoca picores, dolor y una especie de llagas en la zona genital. Sin embargo, existen casos en que no se observa ningún síntoma ni signo de herpes.

El problema radica en este último caso, ya que puedes estar infectado sin mostrar ningún síntoma externo y contagiar a otra persona.

En este post, vamos a tratar esta enfermedad de transmisión sexual en profundidad. Analizando las causas que la provocan, especificando la diferencia entre el herpes genital y el herpes oral, los síntomas más frecuentes del virus y los casos de riesgo.

Cuáles son las causas del herpes genital

Las causas del herpes genital vienen dadas por el virus del herpes simple. En este caso, se distinguen dos tipos de virus de herpes simple:

En primer lugar, el virus del herpes simple tipo 1, también denominado VHS-1. Este virus es el habitual en los herpes de carácter labial, también conocidos por herpes oral por localizarse en la zona de la boca.

Su contagio es por contacto cutáneo, es decir, de piel en piel.

Esto significa que puede contagiarse a la zona genital a través del sexo oral. También se conoce, comúnmente, como herpes febril.

En segundo lugar, el virus del herpes simple tipo 2, o VHS-2. Este virus es el común cuando se haba de herpes genital. Su contagio, por tanto, se desarrolla a través del contacto sexual y del contacto con las pieles de la zona.

Este tipo de virus se contagia con mucha facilidad y es más frecuente de lo que pensamos.

Entonces, ¿si una persona tienes herpes oral puede pasar a ser un herpes genital?

La respuesta es afirmativa. Está claro que cada virus, tanto el VHS-1 como el VHS-2, tiene un área donde, en cierto modo, prefiere vivir. Sin embargo, eso no quita que el contagio se produzca. Entonces, si mantienes sexo oral, puedes contagiarte del VHS-1 en la zona genital, y, viceversa, puedes contraer el VHS-2 en la zona de la boca si a la persona a la que le practicas sexo oral tiene el esta infección.

Lo que sí es prácticamente imposible es el contagio a través de objetos como toallas, inodoros o cualquier enser utilizado por la persona con el herpes.

Este virus muere con rapidez fuera de un organismo vivo

Cuáles son los síntomas del herpes genital

Los síntomas del herpes genital suelen aparecer o manifestarse de 2 a 12 días después del contagio del virus.

El inconveniente de este herpes y la razón por la que se contagia con facilidad es que no siempre se tienen síntomas o signos del herpes, o que son tan leves que apenas te das cuentas.

síntomas del herpes genital

Aún así, cuando se manifiestan, los síntomas pueden ser los siguientes:

En primer lugar, picores y dolores en la zona genital con ciertas palpitaciones y escozor donde el herpes se localiza.

En segundo lugar, úlceras que pueden llevar a un incómodo dolor al ir hacer pis. Las úlceras causan ampollas que acaban rompiéndose, supurando o sangrando después.

En tercer lugar, costras que se forman en la piel donde se encuentra el herpes. Surgen con la curación de las úlceras.

Y, por último, ampollas blancas o protuberancias rojas diminutas. Este síntoma aparece o a los días de contraer el herpes o a las semanas.

Además, pueden darse otros síntomas fuera de la zona genital como dolor de cabeza, inflamación de ganglios linfáticos en la ingle, fiebre o dolores musculares

¿Pueden surgir reapariciones?

Las reapariciones son bastante frecuentes. Aunque todo depende de la persona, es muy probable que los síntomas reaparezcan años después o, incluso en el mismo año.

De esta forma, los brotes son más o menos frecuentes según la persona contagiada. Lo que sí está claro es que los síntomas que anticipan la reaparición del herpes son, en concreto, dos.

Por un lado, dolor en los glúteos, piernas y la zona inferior de la espalda.

Y, por otro lado, picazón, hormigueo y ardor en la zona genital infectada la primera vez que se contrajo el virus del herpes.

Normalmente, las reparaciones son menos incómodas y doloras en comparación a cuando se contrae el virus por primera vez. Además, las llagas que puedan reaparecer se curarán con más rapidez.

En qué casos aumenta el riesgo

El riesgo de contagio es muy alto con debido a la rapidez de su contagio. Sin embargo, este riesgo aumenta cuando se dan dos casos:

Tener varias parejas

En primer lugar, cuando tiene varias parejas en el ámbito sexual. Tanto es así, que cada pareja con la que mantienes una relación sexual aumentas el riesgo a exponerte ante este tipo de virus.

Se recomienda una buena prevención con el uso de preservativos.

En estos casos también aumenta el riesgo de otras enfermedades como es el virus del papiloma humano.

Si eres mujer

En segundo lugar, si eres mujer. Se ha probado científicamente que las mujeres tienen más posibilidades de contraerlo más que los hombres. De forma que, los contagios son más comunes cuando el herpes lo tiene el hombre y se lo contagia a la mujer que, al contrario, cuando lo tiene la mujer y lo contagia al hombre.

Por esto, es muy importante la prevención con el uso de preservativos de látex.

Además evitar las relaciones sexuales con una persona que tenga un brote de herpes genital.

Cuál es el tratamiento contra el herpes genital

Como hemos comentado al inicio del post, el herpes genital no tiene cura, pero para aliviar sus síntomas se recetan diferentes medicamentos de carácter antiviral.

tratamiento contra el herpes genital

El objetivo de ellos es, en primer lugar, reducir la frecuencia de los brotes de de este virus.

En segundo lugar, ayudar a curar las llagas con más rapidez. Disminuyendo, con ello, la gravedad de los síntomas y su duración en el tiempo.

Y, en tercer lugar, minimizar la probabilidad de contagiar el virus a otra persona.

Los medicamentos que se utilizan normalmente son el Aciclovir y el Valaciclovir.

Y, por último, para terminar el post vamos a responder una de las preguntas más frecuentes:

Qué pasa si la mujer está embarazada

En este caso, lo más importante es acudir al médico si piensas que puedes estar contagiada. Si estás en la última etapa de embarazo, lo más probable es que te recete los medicamentos que hemos comentado.

Qué pasa si la mujer esta embarazada - Herpes Genital

El problema puede surgir si el virus tiene un rebrote cuando la mujer está a punto de parir. En este caso, lo más probable es que tu matrona te recomiende una cesárea para evitar contagiar al bebé.

En el Instituto Dra. Gómez Roig, de obstetricia y ginecología, contamos con especialistas en enfermedades de transmisión sexual como el herpes genital. Ante cualquier duda o necesidad nosotros te ayudaremos a solucionarlo.

Otras ETS

Sífilis

Clamidia

Candidiasis

Deja un comentario

Call Now Button

Consigue X hoy

Coletilla legal

Suscríbete y recibe mis consejos todas las semanas

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

The Black Friday Deals

SHOP BEFORE OUR

SALE ENDS....