Versión Cefálica Externa

La versión cefálica externa es un procedimiento en el que el médico intenta girar al bebé dentro del útero de manera manual para que adopte la posición cefálica.

Es decir, con la cabeza hacia abajo, facilitando así un parto vaginal.

Cuando un bebé viene de nalgas, es decir, con los pies o las nalgas hacia abajo en lugar de la cabeza, puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el parto, lo que a menudo lleva a una recomendación de cesárea.

Es importante destacar que la versión cefálica externa no es adecuada para todos los casos.

Antes de realizar este procedimiento, se deben considerar varios factores, como la edad gestacional, el tamaño y la posición exacta del bebé, así como la salud de la madre y del feto.

Por lo tanto, es fundamental que este procedimiento sea realizado por un profesional experimentado y en un entorno médico adecuado.

En el Instituto Dra. Gómez Roig disponemos de profesionales especializados en la versión cefálica externa.

¿Cómo se lleva a cabo la versión cefálica externa?

El procedimiento de versión cefálica externa generalmente se realiza en una sala de partos, o en una unidad de obstetricia, y puede requerir de la administración de medicamentos para relajar el útero y facilitar el movimiento del bebé.

En nuestro centro, la realizamos en una sala de exploración obstétrica, al lado de las salas de partos de la Clínica Corachan.

El médico utiliza sus manos para aplicar presión en ciertas áreas del abdomen de la madre con el fin de guiar suavemente al bebé hacia la posición deseada.

Este proceso puede ser un poco incómodo para la madre, pero por lo general no es doloroso.

como se lleva a cabo la version cefalica externa

Para muchas mujeres, la versión cefálica externa ofrece la posibilidad de evitar una cesárea innecesaria y tener un parto vaginal.

Sin embargo, es importante recordar que cada caso es único y que la decisión final debe tomarse en consulta con el médico, quien evaluará los riesgos y beneficios en función de la situación específica de cada paciente.

También se debe mencionar que la versión cefálica externa no está exenta de riesgos.

Algunas complicaciones potenciales incluyen la rotura prematura de membranas, el desprendimiento de la placenta y la bradicardia fetal. Sin embargo, estos riesgos son relativamente bajos y el procedimiento es generalmente seguro cuando se realiza por un profesional calificado.

¿Cuáles son los detalles del procedimiento de la versión cefálica externa?

Los detalles del procedimiento de la versión cefálica externa son los siguientes:

  • Preparación: Antes de comenzar, la madre será evaluada para determinar si es una candidata adecuada para la versión cefálica externa. Esto incluye una revisión de su historial médico, una ecografía para confirmar la posición del bebé, y posiblemente análisis de sangre para conocer el estado de la coagulación.
  • Monitorización: Una vez que se determina que la madre y el bebé son aptos para el procedimiento, se colocará a la madre en una posición cómoda, generalmente semi-incorporada o recostada. Se monitorizarán los signos vitales de la madre y los latidos del corazón del bebé antes, durante y después del procedimiento.
  • Administración de medicamentos: En algunos casos, se pueden administrar medicamentos para relajar el útero y disminuir la resistencia al movimiento del bebé.
  • Maniobras de versión: El médico, generalmente un obstetra experimentado, utilizará sus manos para aplicar presión suave pero firme en ciertas áreas del abdomen de la madre. El objetivo es guiar al bebé hacia la posición cefálica, con la cabeza hacia abajo. Esto puede implicar empujar suavemente la parte superior del útero hacia arriba mientras se mueve la parte inferior del bebé hacia abajo.
  • Monitorización continua: Durante todo el procedimiento, se realizará una monitorización continua de los latidos del corazón del bebé para detectar cualquier signo de riesgo fetal. Si se observa alguna complicación, el procedimiento puede ser detenido de inmediato.
  • Confirmación de la nueva posición: Después de que se logra la versión cefálica, se realizará una ecografía para confirmar que el bebé está en la posición deseada. Esto ayuda a garantizar que el procedimiento haya sido exitoso y que el bebé esté en una posición segura para el parto vaginal.
  • Seguimiento Posterior: Después de la versión cefálica externa, la madre será monitorizada durante un período de tiempo para asegurarse de que tanto ella como el bebé estén bien. Esto puede incluir la realización de pruebas adicionales, como una monitorización cardíaca fetal continua o una evaluación por ecografía.
Procedimiento Versión Cefálica Externa

Es importante tener en cuenta que la versión cefálica externa debe ser realizada por un profesional médico experimentado y en un entorno adecuado para garantizar la seguridad tanto de la madre como del bebé.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la versión cefálica externa?

Las contraindicaciones de la versión cefálica externa pueden ser absolutas o relativas.

Entre las contraindicaciones absolutas encontramos:

  • Gestación múltiple. Se puede considerar realizar en el segundo gemelo tras el parto del primero, pero no antes de su nacimiento.
  • Anomalías de la placentación: placenta previa, etc.
  • Infecciones maternas activas: VIH, VHB, VHC, aunque no hay estudios que demuestren el riesgo de transmisión, se considera contraindicación.
  • Isoinmunización Rh.
  • Amniorrexis o rotura prematura de membranas.
  • Trastornos de la coagulación, incluyendo tratamiento con heparina.
  • Malformación fetal o uterina significativa.
  • Sospecha de compromiso del bienestar fetal.
  • Antecedente de desprendimiento de placenta normalmente inserta.
  • Preeclamsia severa.
  • Restricción del crecimiento intrauterino con alteraciones del Doppler fetal.
  • Exitus o muerte fetal.

Por otro lado, las contraindicaciones relativas son las siguientes:

  • Cesárea o cirugía uterina previa. Aunque no se ha demostrado un aumento del riesgo de rotura uterina en estas pacientes, las guías aún la consideran una contraindicación relativa.
  • Trastornos hipertensivos.
  • Trabajo de parto ya iniciado. La tasa de parto vaginal es menor que en la versión antes del trabajo de parto, aunque no se aumentan las complicaciones y tiene altas tasas de éxito, principalmente en la paciente multípara.
  • Oligoamnios o Disminución de líquido amniótico severa.
  • Dificultades para la valoración de la presentación fetal por maniobras de Leopold.

¿Cuáles son las complicaciones asociadas a la versión cefálica externa?

En referencia a las complicaciones asociadas a esta maniobra podemos decir:

  • Se trata de un procedimiento de bajo riesgo, con una probabilidad de complicaciones descrita en la literatura de un 6.1%.
  • Las más frecuentes son las alteraciones de la monitorización fetal con riesgo de pérdida de del bienestar fetal, el sangrado vaginal y la amniorrexis o rotura de membranas.
  • La frecuencia de inicio de trabajo de parto en menos de 24 horas es del 1.4%.
  • Raramente se produce dinámica uterina que se refleja en el monitor post-procedimiento o hipotensión materna durante la maniobra que suelen revertir durante el periodo de observación posterior.

En resumen, la versión cefálica externa es una opción segura y efectiva para ayudar a girar a los bebés que están en posición de nalgas y facilitar un parto vaginal.

Si estás embarazada y tu bebé está en esta posición, te animamos a consultar al Instituto Dra. Gómez Roig sobre la posibilidad de este procedimiento y aclarar cualquier duda o inquietud que puedas tener.

Recuerda, siempre es mejor estar bien informada y tomar buenas decisiones cuando se trata de la salud tuya y la de tu bebé.

Call Now Button