Síndrome de Ovarios Poliquísticos

Solicitar una cita





Cerrar

Pedir
cita

Los Ovarios Poliquísticos o el Síndrome de Ovarios Poliquísticos es uno de los trastornos menstruales que sufren del 5 al 10 por ciento de las mujeres, pudiendo aparecer ya en la adolescencia.

Tener el Síndrome de Ovarios Poliquísticos puede provocar períodos menstruales irregulares, crecimiento excesivo del vello facial o corporal, acné y pérdida de pelo en la cabeza, así como sobrepeso o tendencia a la obesidad.

En estos casos hay irregularidades en la ovulación y los niveles de andrógenos, hormonas masculinas, se elevan más de lo habitual en las mujeres. Los niveles elevados de las hormonas masculinas pueden ser las responsables de un crecimiento excesivo del vello facial, de la aparición de acné, y de que el cabello de la cabeza se vuelva más fino y débil.

El desarreglo hormonal contribuye también al sobrepeso u obesidad.

No siempre, pero algunas de estas mujeres, cuando desean quedarse embarazadas requieren de alguna ayuda médica al tener problemas con la ovulación.

La mayoría de las mujeres con estos ovarios pueden llevar una vida normal sin complicaciones significativas, y existen tratamientos que revierten y normalizan la situación.

En el Instituto de Ginecología Dra. Gómez Roig se atienden este tipo de problemas. Nuestro ginecólogos y ginecólogas en Barcelona ofrecen las explicaciones, los consejos y los tratamientos que ayudan a normalizar las reglas, ovulaciones y otros síntomas molestos de estas pacientes.

Causas de los ovarios poliquísticos

Las causas de los Ovarios Poliquísticos pueden ser varias y existen diferentes teorías para ello. El motivo principal se debe a una variación en los niveles habituales hormonales.

A nivel cerebral, en una glándula llamada hipófisis, los niveles de una hormona llamada luteinizante: LH, son algo más elevados, así como los niveles de hormonas masculinas, los andrógenos.

La hormona luteinizante interfiere en la función normal de los ovarios, así como en el ciclo menstrual normal.

El predominio de las hormonas androgénicas interfiere en el ciclo menstrual y es responsable de los signos y síntomas del Síndrome de Ovario Poliquístico.

Para entender mejor como ocurre, es necesario primero comprender como se regula el ciclo menstrual normal.

Cómo se regula el ciclo menstrual

Para saber cómo de regula el ciclo menstrual, hay que entender que depende inicialmente del cerebro. Desde este nivel, y en concreto desde la hipófisis cerebral, se influye a los ovarios. Las hormonas de los ovarios posteriormente influyen en la capacidad del útero en producir una regla. Dicha secuencia hormonal: cerebro, ovario y útero se repite de manera mensual.

La Hipófisis, también llamada glándula pituitaria, produce dos hormonas:

  • La hormona foliculoestimulante: FSH
  • Y la Hormona luteinizante: LH.

Los ovarios, tras el estímulo cerebral, producen otras dos hormonas: la progesterona y el estrógeno.

Durante la primera mitad del ciclo, pequeños aumentos en la FSH estimulan al ovario a desarrollar un folículo que contiene un óvulo u ovocito.

El folículo produce niveles que van aumentando de estrógenos, lo que hace que el revestimiento o capa interior del útero aumente, crezca y se espese. Al mismo tiempo, la hipófisis libera una gran cantidad de LH. Este pico de LH a mitad del ciclo de la mujer provoca la ovulación: el óvulo sale del ovario.

Tras la ovulación, si el óvulo es fertilizado por un espermatozoide a nivel de las trompas de Falopio. Éste se convierte en una célula huevo. Se iniciará un embarazo cuando la célula huevo se desplace al útero y se implante su capa interna engrosada.

Después de la ovulación, el ovario produce estrógenos y progesterona, que preparan la capa interna del útero, también llamada endometrio, para una posible implantación de embriones y el consecuente embarazo.

Cómo es el ciclo menstrual en los ovarios poliquísticos

El ciclo menstrual en las mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos está condicionado por los cambios hormonales existentes.

En estos casos, en los ovarios se acumulan múltiples folículos pequeños, es decir, quistes pequeños de 4 a 9 mm de diámetro en forma de corona y en la periferia de ellos. Por dicho motivo, esta entidad se llama Síndrome de Ovarios Poliquísticos.

A pesar de tener múltiples quistes, ninguno de estos folículos es capaz de crecer hasta un tamaño de unos 18-20 mm necesarios para desencadenar la ovulación. Es decir, en este síndrome, no se suele producir la ovulación.

Cómo es el ciclo menstrual en los ovarios poliquísticos

Como resultado de no ovular, los niveles de estrógeno y progesterona se desregulan.

Por otro lado, a nivel de la hipófisis cerebral también se desequilibran la hormona foliculoestimulante: FSH y la hormona luteinizante: LH.

Además, las hormonas masculinas llamadas andrógenos, que suelen ser minoritarias, en estas mujeres aumentan.  Los pocos andrógenos existentes se producen en los ovarios y las glándulas suprarrenales.

Los ejemplos de hormonas androgénicas incluyen: la testosterona, la androstenediona, la deshidroepiandrosterona: DHEA y el sulfato de DHEA: DHEAS.

En mujeres con este síndrome los andrógenos aumentan de manera significativa. Esto es debido a niveles altos de hormona luteinizante: LH., así como a niveles más elevados de insulina.

Los síntomas de las mujeres con Ovarios Poliquísticos se deberán, en gran parte, a todos estos cambios hormonales:

  • Aumento de la secreción de hormona luteinizante: LH en la hipófisis.
  • Disregularidad en la secreción de estrógenos y progesterona por el ovario con menor posibilidad de ovular correctamente.
  • Mayor secreción de andrógenos por los ovarios y las glándulas suprarrenales.
  • Un mayor nivel de insulina.

Qué pasa en el Síndrome de Ovarios Poliquísticos

Las mujeres con el Sindrome de Ovarios Poliquísticos pueden tener cambios o síntomas relacionados con las variaciones en los niveles hormonales descritos anteriormente.

Los síntomas clásicos de este síndrome incluyen:

  • Periodos menstruales irregulares, algo más infrecuentes, o incluso en los que puede desaparecer la regla causando lo que se llama amenorrea secundaria a una causa.
  • Tendencia al aumento del vello corporal, así como mayor pérdida del cabello de la cabeza.
  • Predisposición al acné.
  • No siempre, pero en algunos casos, aparece la dificultad en quedarse embarazada asociado a la aparición de ciclos no ovulatorios.

Los signos y síntomas generalmente aparecen alrededor de la pubertad, aunque algunas mujeres no los desarrollan hasta el final de la adolescencia o incluso llegada la edad adulta.

Estos cambios hormonales varían de una mujer a otra, y es por ellos, que no todas las mujeres con este problema presentan los mismos signos o síntomas.

Algunas tienen afectaciones leves y otras más severas.

La sintomatología también puede ir cambiando con el tiempo.

A continuación, detallamos los posibles problemas que pueden aparecer:

Regla irregular

La regla puede ser irregular si no se produce la ovulación. Ante este hecho, el revestimiento interno del útero, llamado endometrio, no se desprende ni vuelve a crecer de manera uniforme como en un ciclo menstrual normal.

A pesar de ello, el endometrio se va acumulando y puede desprenderse de manera irregular. Los sangrados irregulares pueden ser abundantes y prolongados.

Las mujeres con estos ovarios suelen tener trastornos menstruales, con menos de seis a ocho períodos menstruales por año.

Además algunas mujeres tienen ciclos normales durante la pubertad, pero si aparece sobrepeso con el tiempo los ciclos pueden pasar a ser irregulares.

Sobrepeso u obesidad

El aumento de peso u obesidad pueden aparecer en las mujeres con este tipo de ovarios.

El Síndrome de Ovarios Poliquísticos se asocia con aumento gradual de peso y obesidad en aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres.

Algunas mujeres inician este problema ya en la pubertad.

Crecimiento del vello corporal y acné

El crecimiento del vello corporal y el acné pueden ser un problema en las mujeres con los Ovarios Poliquísticos.

Puede aparecer un crecimiento del vello corporal con un patrón más masculino.

Este tipo de hecho es conocido como hirsutismo. El hirsutismo puede aparecer en el labio superior, el mentón, el cuello, el área de las patillas, el pecho, el abdomen superior o inferior, la parte superior del brazo y el muslo interno.

Mayor vello corporal y acné

Por otro lado, el acné también es más frecuente en estas mujeres. El acné afecta causando una piel grasa y un bloqueo de los folículos capilares.

La mejora hormonal mediante tratamiento ayuda a minimizar estos problemas.

Esterilidad

Las mujeres con Ovarios Poliquísticos y que no ovulan regularmente, pueden necesitar más tiempo para quedarse embarazadas.

Este grupo de mujeres puede presentar esterilidad.

La esterilidad se define como la imposibilidad de conseguir una gestación de manera espontánea.

Por dicho motivo, se recomienda consultar al ginecólogo tras desear e intentar conseguir un embarazo y éste no aparecer después de 6 a 12 meses de intentarlo.

Si la mujer ya ha sido diagnosticada, tras los 6 meses ya puede consultar.

Mejorando los problemas de ovulación la gestación será más fácil de conseguir.

Enfermedad cardíaca

Las mujeres obesas y con mayor resistencia a la insulina, o con diabetes, pueden tener un mayor riesgo de enfermedad coronaria, y por lo tanto de riesgo cardíaco.

No se sabe con certeza si las mujeres con Ovarios Poliquísticos tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Se conoce que la pérdida de peso, así como el tratamiento de la diabetes, disminuyen este riesgo.

En caso de tener colesterol e hipertensión arterial, también se debe asesorar y dar el tratamiento adecuado para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Apnea del sueño

La apnea del sueño se define como unos breves períodos en los que se detiene la respiración durante el sueño. Cuando no se respira, podemos llamar a este hecho como apnea.

Las mujeres que tienen este problema luego expresan fatiga y somnolencia durante el día. No descansan bien.

Apnea del sueño ovarios poliquísticos

Por otro lado, se conoce que las personas con apnea del sueño no tratada tienen un mayor riesgo de resistencia a la insulina, obesidad, diabetes y problemas cardiovasculares. Así como presión arterial alta, y mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

El 50 por ciento de mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos pueden presentar episodios de apneas del sueño.

Se debe consultar al especialista pues hay tratamientos que mejoran el problema.

Depresión y ansiedad

Las mujeres con multiquistes en los ovarios tienen un mayor riesgo de depresión y ansiedad.

Con el tiempo, no todas las mujeres afrontan con serenidad los trastornos menstruales, la tendencia a la obesidad, el hirsutismo y aquello derivado de los cambios hormonales.

Cómo se diagnostica el Síndrome de Ovarios Poliquísticos

Este síndrome solo se diagnostican cuando una mujer consulta al ginecólogo o ginecóloga.

El especialista, mediante la historia clínica y las exploraciones complementarias podrá llegar al diagnóstico.

No existe una prueba única para diagnosticar estos ovarios. Es importante tener en cuenta los síntomas, y el examen físico realizado por el ginecólogo o ginecóloga.

Al mismo tiempo, un análisis de sangre y una ecografía acabarán de definir el diagnóstico final.

cómo se diagnostica el Sindrome del Ovario Poliquístico

Los grupos, especialistas en este tema, han determinado que una mujer debe tener dos de tres de los siguientes criterios para poder afirmar el diagnóstico del síndrome de Ovarios Poliquísticos:

  • Períodos menstruales irregulares causados ​​por la anovulación u ovulación irregular.
  • Niveles elevados de andrógeno en el análisis de sangres o a través de los signos típicos de esta elevación: crecimiento excesivo de vello corporal, acné o tendencia a perder pelo del cuero cabelludo con patrón masculino.
  • La detección de múltiples quistes en corona en ambos ovarios, de pequeño tamaño, en la ecografía ginecológica6.

Al mismo tiempo, es importante hacer un diagnóstico diferencial. Así como excluir otras causas que aumenten los niveles de hormonas masculinas o andrógenos: hiperplasia suprarrenal congénita, tumores secretores de andrógenos. También se ha de descartar otras causas de reglas irregulares o trastornos menstruales como la hiperprolactinemia.

Habitualmente, se realiza un análisis de sangre para acabar de hacer el diagnóstico. Se estudia los niveles hormonales que segrega la hipófisis en el cerebro, así como las hormonas de los ovarios y las glándulas suprarrenales.

Confirmación del Diagnóstico

En caso de que se confirme el diagnóstico, también se realiza el estudio de azúcar en sangre y del colesterol.

Todas las mujeres diagnosticadas deben ser asesoradas y controladas por el especialista.

El Síndrome de Ovarios Poliquísticos no es una entidad maligna, los síntomas pueden parecer leves, y el tratamiento puede parecer innecesario.

Sin embargo, cuando no se trata puede aumentar el riesgo de que en la mujer aparezcan otros problemas de salud o signos y síntomas más severos. Siempre se recomienda un buen seguimiento y tratamiento.

Qué más puede aparecer

En este tipo de síndrome también puede acompañarse de:

  • Alteraciones en el sistema metabólico: el sistema metabólico controla el procesamiento de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Las hormonas importantes que regulan el sistema metabólico incluyen la insulina. Todas las enfermedades que implican cambios en la insulina también repercuten en los niveles de azucar en la sangre. La producción excesiva de insulina se llama hiperinsulinemia. Cuando se requieren niveles elevados de insulina para mantener niveles normales de glucosa, se dice que una persona es resistente a la insulina. Si los niveles de azúcar o glucosa en sangre continúan aumentando a pesar del aumento de los niveles de insulina, se dice que la persona tiene diabetes.
  • La resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia pueden ocurrir tanto en mujeres con sobrepeso normal como con sobrepeso con Síndrome de Ovario Poliquístico.

Tratamiento de los Ovarios Poliquísticos

El tratamiento de los Ovarios Poliquísticos incluye la estabilización o normalización de los cambios hormonales causante de los síntomas de la enfermedad.

Entre los tratamientos posibles destacamos:

Anticonceptivos orales

Los anticonceptivos orales, con la combinación de estrógenos y progesterona, son el tratamiento más utilizado para regular los períodos menstruales en estas mujeres.

Además los anticonceptivos también son efectivos para tratar el hirsutismo y el acné. El parche cutáneo y el anillo vaginal también son buenas opciones.

Algunas mujeres eligen dispositivos intrauterinos DIU que contienen un tipo de progesterona para minimizar el sangrado uterino y proteger contra el cáncer uterino.

Sin embargo, a diferencia de los AO, parches y anillos, el DIU no es efectivo para tratar el acné o el vello facial.

Progesterona oral o DIU de progesterona

Ayuda a regular la regla, pero es menos eficiente para combatir el aumento de vello corporal, hirsutismo o el acné.

Tratamientos capilares

El exceso de crecimiento del vello en la cara u otras partes del cuerpo puede eliminarse mediante la depilación seriada o permanente con láser.

Este exceso de pelo se trata en mediante fases.

Si, después de seis meses de tratamiento hormonal, no se ha logrado mejorar este problema, se agrega un segundo medicamento llamado Espironolactona, un antiandrógeno.

En caso de que este segundo paso no sea efectivo ya se suele recurrir a la depilación más duradera.

Pérdida de peso

La pérdida de peso es uno de los enfoques más efectivos para controlar las anormalidades de la insulina, los períodos menstruales irregulares y otros síntomas de los Ovarios Poliquísticos.

Metformina

La Metformina es un medicamento que mejora la efectividad de la insulina producida por el cuerpo.

Fue desarrollado como un tratamiento para la diabetes tipo 2, pero puede recomendarse para mujeres con PCOS en situaciones seleccionadas.

Tratamiento de la infertilidad

Si las pruebas determinan que la falta de ovulación es la causa de la infertilidad, hay varias opciones de tratamiento disponibles.

Estos tratamientos funcionan mejor en mujeres que no son obesas.

 

En el Instituto Dra. Gómez Roig, disponemos de servicios médicos que incluyen la Ginecología y la atención de trastornos hormonales. Nuestros ginecólogos y ginecólogas en Barcelona, son expertos en estos problemas.

El cuidado de la salud de las mujeres, mediante una atención humana y profesional, es nuestra prioridad.

Si tienes alguna duda o consulta sobre el Síndrome de Ovarios Poliquísticos no dudes en contactar con nosotros, te podemos ayudar.

Te puede interesar

Deja un comentario

Call Now Button

Consigue X hoy

Coletilla legal

Suscríbete y recibe mis consejos todas las semanas

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

The Black Friday Deals

SHOP BEFORE OUR

SALE ENDS....