Movimientos Fetales

Durante el embarazo es recomendable que la mamá sepa reconocer los movimientos fetales a lo largo del tiempo que permanece dentro del útero.

En ocasiones, una percepción disminuida de los movimientos fetales puede alertar a la madre de que debe consultar al especialista por si algo no va bien.

Si el feto disminuye su actividad, aumenta en el riesgo de posibles complicaciones perinatales. Su consulta puede mejorar los resultados de la mamá y su bebé.

Es conocido, que durante el embarazo, es importante informar bien a las mujeres para que controlen cómo se mueve el bebé dentro del útero.

En el Instituto Dra. Gómez Roig te informaremos de ello para que ante cualquier duda puedas consultar a nuestros especialistas.

Cómo deben ser los movimientos fetales

Los movimientos fetales pueden notarse a través de la barriga de la mamá a partir de las 20 semanas de embarazo.

En mujeres que han tenido hijos previos, esta sensación puede adelantarse unas semanas. Por otro lado, en mujeres con algo de obesidad la percepción puede retrasarse hasta alrededor las 24 semanas.

A partir de las 28 semanas la intensidad de los movimientos es mayor. Sin embargo, a medida que avanza el embarazo también aumentan los periodos en los que el bebé duerme.

Este hecho puede dar la impresión de que los movimientos fetales disminuyan.

A pesar de ello, a más semanas de embarazo la duración y la fuerza con la que el bebé se mueve es mayor.

Por qué puede disminuir la actividad del feto

La actividad del feto puede disminuir ante situaciones incómodas para el dentro del útero de su madre. Que el feto se mueva nos informa que el desarrollo neurológico y de los músculos es el correcto.

El percibir que tu hijo se mueve es un signo de que el bebé está bien y no sufre.

Si la placenta no puede realizar su papel de manera correcta y no asegura el paso de alimento u oxígeno al feto, puede aparecer una disminución de la actividad fetal.

A pesar de ello, también existen circunstancias maternas que pueden provocar una menor percepción de los movimientos. Fumar, beber alcohol, el consumo de alguna medicación relajante o antidepresiva, el estrés materno, largos periodos de tiempo de pie o hacer actividad física de forma importante, así como el ayuno prolongado.

El controlar como se mueve mi bebé es beneficioso

El disponer de la información y controlar como se mueve tu bebé siempre es beneficioso.

En múltiples estudios realizados se ha demostrado que el prestar atención a este detalle mejora los resultados al nacimiento de nuestro hijo e incluso disminuye el riesgo de las muertes fetales antes del parto.

controlar como se mueve mi bebe es beneficioso

Se conoce que hasta un 25% de los fetos que presentan menos movimientos presentarán alguna complicación perinatal. Siendo la más frecuente que la placenta no realice bien su función. Además que el bebé crezca dentro del útero menos de lo que le tocaría.

Otro dato importante es que el manejo adecuado de esta situación representa el poder evitar desde el 10 al 15% de las muertes fetales en el tercer trimestre del embarazo.

Cómo se que disminuyen los movimientos fetales

Los movimientos fetales se perciben a través de la pared abdominal de la embarazada. La mamá nota como se mueve el bebé dentro de su barriga.

Para tener una guía de lo que es esperable puedes utilizar las siguientes indicaciones ante las que deberías consultar a la matrona u obstetra o ginecólogo:

  • La no percepción de movimientos fetales a partir de las 24 semanas del embarazo.
  • Ausencia aguda de movimientos fetales durante más de 2 horas de duración en una gestante que anteriormente los percibía.
  • Una percepción subjetiva de la embarazada de una disminución respecto al patrón habitual de actividad fetal que dura más de 12 horas. Nunca se debe esperar más de 24 horas en consultar.
  • Si existen dudas al respecto, se recomienda realizar un contaje dirigido de los movimientos y consultar si:
    1. Si hay menos de 10 movimientos en 2 horas en algún momento del día en el que en condiciones normales el feto está activo. Por ejemplo: después de las comidas y cuando la mamá se estira y se coloca del costado o lado izquierdo.
    2. Ante menos de 10 movimientos durante 12 horas.

Siempre es mejor realizar una consulta de más que de menos.

Este motivo de consulta es frecuente en los servicios de urgencia de las clínicas u hospitales maternales. Se ha calculado que del 5 al 15% de las mujeres embarazadas consultan por este motivo en el tercer trimestre de la gestación.

Qué pruebas me realizarán si disminuye la actividad fetal

Si tu motivo de consulta es la disminución de actividad fetal, el especialista procederá de la siguiente manera:

  1. Te realizará unas preguntas para conocer tu historial previo y del embarazo.
    1. Te preguntará sobre la duración del episodio de disminución o ausencia de movimientos fetales y si existen signos asociados: sangrado, perdida de líquido por vagina, etcétera.
    2. Descartarà posibles factores confusores asociados: tipo de actividad materna, posición, ayuno, hábito tabáquico, ingesta de fármacos relajantes o para la ansiedad materna y si existe estrés materno.
  2. Por otro lado, te realizará una exploración física general, así como una exploración ginecológica y obstétrica, es decir, control del embarazo.
  3. Según las semanas de embarazo y como haya sido el episodio también realizará unas exploraciones complementarias:
    1. Un registro cardiotocográfico, lo que se llama popularmente las correas. Esta prueba monitoriza la frecuencia cardíaca del bebé y comprueba si existe dinámica uterina. Se realiza a partir de las 28 semanas del embarazo y nos aporta información sobre el bienestar fetal.
    2. Una ecografía: se controla la cantidad de líquido amniótico y si el peso del bebé es el correcto. También se mira que esté bien formado descartando la presencia de patología fetal. Al mismo tiempo es importante verificar que el bebé se mueve y que le llega bien la sangre mediante la ecografía Doppler.
    3. Si una de las pruebas anteriores no es correcta, se realiza un test llamado Perfil Biofísico: durante 30 minutos se evalúan los movimientos fetales, los movimientos respiratorios y el tono muscular del bebé. Se repite el monitor cardiotocográfico y se vuelve a valorar la cantidad del líquido amniótico. Una puntuación de este test nos informa de si el bebé está bien.
pruebas a realizar si disminuye la actividad fetal

Qué puede pasar si percibo menos movimientos

Ante este signo siempre debes consultar al especialista para que compruebe que todo está bien y es correcto.

En ocasiones, tras realizar las pruebas adecuadas, se diagnostican situaciones que aumentan algo el riesgo del embarazo. Lo que permite referir a la embarazada a la unidad especializada y aumentar los controles.

El detectar si el feto no crece bien o si tiene algún riesgo permite realizar los controles adecuados y mejora el resultado final del embarazo.

Incluso, si la gestación ya ha llegado a su término, podría estar justificado si hay algún factor desfavorable el provocar el parto para evitar ese riesgo.

En los controles de embarazo, siempre, una correcta información a las embarazadas y sus parejas ha demostrado ser útil y mejora resultados de salud de las madres y sus hijos.

Por ello, si requieres de más información para conocer como se controlan los movimientos fetales de tu hijo dentro del útero no dudes en consultar a nuestros obstetras, ginecólogos o matronas.

La atención del embarazo, parto y postparto es una de nuestras especialidades.

Entradas relacionadas de interés

Parto por Cesárea

Revisión Ginecológica

Mioma Uterino

Call Now Button

Consigue X hoy

Coletilla legal

Suscríbete y recibe mis consejos todas las semanas

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

The Black Friday Deals

SHOP BEFORE OUR

SALE ENDS....