Síndrome Premenstrual

El Síndrome Premenstrual es un grupo de síntomas que aparecen justo antes de que la mujer tenga la regla o periodo menstrual. Muchas mujeres sufren este síndrome, aunque la mayoría de forma leve.

Cuando los síntomas son graves, y afectan a la calidad de vida de la mujer, pasamos a hablar del Trastorno Disfórico Premenstrual. Este trastorno no es tan frecuente, pero tiene unas implicaciones muy negativas en quien lo padece.

El Instituto de Ginecología Dra. Gómez Roig dispone de un equipo de especialistas expertos en el síndrome premenstrual y el trastorno disfórico premenstrual.

¿Qué es el síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual se refiere a un grupo de síntomas físicos y emocionales que ocurren con un patrón cíclico. Es decir se repiten cada mes, y afectan a la segunda mitad del ciclo menstrual.

El Trastorno Disfórico Premenstrual es la forma más grave del síndrome premenstrual.

Los síntomas más comunes de este síndrome disfórico prementrual son: mayor facilidad de enfado, irritabilidad, bajada del estado de ánimo, depresión. Además de tensión interna lo suficientemente grave como para interferir en la calidad de vida.

El síndrome premenstrual leve es común y afecta hasta al 75 % de las mujeres con ciclos menstruales regulares.

Por otro lado, el trastorno disfórico premenstrual afecta sólo del 3 al 8 % de las mujeres. Esta afectación puede afectar a mujeres de cualquier origen socioeconómico, cultural o étnico.

El trastorno disfórico premenstrual suele ser un problema crónico y puede tener un impacto grave en la vida de una mujer.

Afortunadamente, una serie de tratamientos y hábitos de cuidado personal pueden ayudar a controlar los síntomas en la mayoría de las mujeres.

¿Cuáles son las causas?

Las causas se relacionan con que muchos órganos del cuerpo son sensibles a los niveles hormonales que cambian a lo largo del ciclo menstrual.

Los estudios sugieren que el aumento y la disminución de los niveles los estrógenos y de progesterona, es decir, las hormonas femeninas, también influyen en el cerebro.

Incluso en una sustancia llamada serotonina, que afecta el estado de ánimo.

Parece ser que las mujeres que desarrollan este síndrome son más sensibles a los cambios hormonales a este nivel.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual provoca síntomas en el organismo y cambios de humor.

Cuáles son los síntomas del síndrome premenstrual

Los síntomas más comunes son fatiga, hinchazón, irritabilidad, depresión y ansiedad.

Otros síntomas pueden ser:

  • Tristeza o sentimientos de menor autoestima.
  • Tensión, ansiedad o nerviosismo.
  • Estados de ánimo variables con mayor facilidad para llorar.
  • Irritabilidad, enfado y conflicto persistentes con familiares, compañeros de trabajo o amigos.
  • Disminución del interés en las actividades habituales.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Falta de energía.
  • Cambios en el apetito, que pueden incluir atracones o antojos.
  • Sueño excesivo o dificultad para dormir.
  • Sentimientos de estar sobrepasado o fuera de control.
  • Mayor sensibilidad, hinchazón, o dolor en los pechos, dolores de cabeza, dolor articular o muscular, y aumento de peso.

Si los síntomas son graves, las mujeres pueden tener dificultades en el trabajo, o para relacionarse con familiares y amigos.

Es importante siempre hacer el diagnóstico diferencial con otras entidades como la depresión, trastornos de ansiedad, trastorno bipolar y la peri-menopausia.

La principal diferencia es que los síntomas del síndrome premenstrual y del síndrome disfórico premenstrual se presentan solo en los días anteriores a la menstruación.

Por otro lado la depresión y la ansiedad suelen notarse todo el tiempo. Es importante realizar un diagnóstico correcto porque los tratamientos son diferentes.

¿Cómo se diagnostica el síndrome premenstrual?

Para el diagnóstico del síndrome premenstrual no existe ninguna prueba específica, y por ello la historia clínica y el explicar correctamente como aparecen los síntomas es esencial.

Para este síndrome:

  • Los síntomas deben aparecer solo entre una y dos semanas antes del inicio del periodo o la regla, pero no durante este ni inmediatamente después. Los síntomas no deben estar presentes entre los días 4 y 12 de un ciclo menstrual de 28 días.
  • Deben afectar tanto a cambios corporales, como a de estado de ánimo.

Los análisis de sangre no son necesarios para diagnosticar esta entidad. Se puede recomendar una analítica para detectar otras afectaciones médicas que causan fatiga, como anemia.

Las pruebas de la función tiroidea pueden detectar hipotiroidismo o hipertiroidismo, los cuales tienen signos y síntomas similares a los del síndrome premenstrual.

¿Qué puedo hacer para mejorar la tensión premenstrual?

Para mejorar la tensión premenstrual puede cambiar sus hábitos de vida.

mujer haciendo ejercicio

O cambiar el estilo de algunas costumbres según las siguientes recomendaciones:

  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Buscar maneras de relajarse como, por ejemplo: ejercicios de yoga o relajación.
  • Se deben evitar las comidas saladas y porciones muy grandes de alimentos si tiene hinchazón abdominal.
  • Puede tomar antiinflamatorios para aliviar el dolor. Por ejemplo, ibuprofeno o naproxeno.

¿Existe tratamiento del síndrome premenstrual y el trastorno disfórico premenstrual?

Sí que existe tratamiento. Los médicos pueden tratar el síndrome premenstrual y el trastorno disfórico premenstrual con las siguientes indicaciones:

Tratamientos conservadores

Ejercicio regular, técnicas de relajación y suplementos de vitaminas y minerales. Estas terapias alivian los síntomas en algunas mujeres y tienen pocos o ningún efecto secundario.

Si estas terapias no ofrecen suficiente alivio, los medicamentos pueden considerarse como una segunda opción.

Sobre los suplementos de vitaminas y minerales debemos mencionar que la vitamina B6 puede tener un pequeño beneficio para las mujeres con síndrome premenstrual leve. No se deben tomar más de la dosis recomendada.

Tratamientos médicos

Píldoras anticonceptivas: existen distintos tipos de píldoras anticonceptivas. Su médico la ayudará a elegir las que resulten más adecuadas para usted. A pesar de funcionar en muchas ocasiones, en algunas mujeres puede agravar los síntomas y, en ese caso, deben optar por un tratamiento alternativo. La píldora se puede tomar de forma continua, descartando las píldoras de placebo, para evitar tener un período menstrual. En teoría, tomar la píldora previene continuamente los cambios hormonales cíclicos habituales que podrían afectar al estado de ánimo.

Inhibidores selectivos de recaptación de serotonina: se trata de medicinas que también se usan en el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Ejemplos de ellas son la fluoxetina, sertralina, citalopram y paroxetina. Estas medicaciones se dejan como última opción, pero en ocasiones en casos de trastorno disfórico premenstrual son necesarias. Puede que no sea necesario tomar el medicamento todos los días, y puede iniciarse tomándolo sólo en la segunda mitad del ciclo menstrual. Estos medicamentos deben tomarse durante al menos dos ciclos menstruales para medir su beneficio. Aproximadamente el 15 % de las mujeres no experimentan alivio con ellos después de dos ciclos, en cuyo caso se recomienda un tratamiento alternativo.

Otros antidepresivos efectivos son la venlafaxina y el escitalopram.

Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina o GnRH: son un tipo de medicamento que hace que los ovarios dejen de producir temporalmente estrógeno y progesterona. Esto provoca una menopausia temporal y mejora los síntomas físicos, así como la irritabilidad emocional. Sin embargo, como efectos secundarios de una simulación de la menopausia pueden provocar sofocos y pérdida de masa ósea con el tiempo. Por lo tanto, además del agonista de GnRH, las mujeres pueden recibir tratamiento con dosis bajas de estrógeno y progesterona para detener los sofocos y prevenir la pérdida de masa ósea. Aunque este tratamiento es muy efectivo, solo se usa si los otros tratamientos no funcionan.

Otros tratamientos

Por otro lado, también hemos de mencionar los tratamientos en los que no se ha demostrado científicamente su beneficio: varios tratamientos no producen una mejoría demostrada como la progesterona, otros fármacos antidepresivos: antidepresivos tricíclicos e inhibidores de la monoaminooxidasa, y el litio.

Tampoco hay ningún beneficio comprobado de varios suplementos dietéticos populares, incluido el aceite de onagra, los ácidos grasos libres esenciales y el ginkgo biloba.

Podemos concluir que los mejores medicamentos son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

Si tienes habitualmente el síndrome premestrual y te preocupa, pues afecta a tu calidad de vida, o incluso tienes dudas si tienes un trastorno disfórico premenstrual no dudes en consultar a nuestros especialistas. En nuestro equipo médico tenemos especialistas en este tema que te ayudarán y te aconsejarán de manera correcta.

Entradas que te pueden interesar

Sofocos en la Menopausia

Menstruación Dolorosa

Revisión Ginecológica

4 comentarios en «Síndrome Premenstrual»

  1. Buenas, mi nombre es Marta, padezco de SOP, y siempre tengo menstruaciones muy dolorosas. Actualmente tengo un pequeño retraso, he tenido mucho dolor de vientre, y un flujo transparente. Me siento húmeda pero no me baja la regla, ¿qué podría ser?.

  2. Dra. ¿Hay tratamiento para los quistes del seno?. Tengo dolor pero no muy fuerte.

  3. Hola. Si existen quiste en los senos y duelen, siendo más frecuente las molestias como síndrome premenstrual, en ocasiones se pueden pinchar y drenar. Dependerá del tamaño y las molestias. A veces los quistes disminuyen solos de tamaño.

Los comentarios están cerrados.

Call Now Button

Consigue X hoy

Coletilla legal

Suscríbete y recibe mis consejos todas las semanas

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

The Black Friday Deals

SHOP BEFORE OUR

SALE ENDS....